Páginas

domingo, 14 de agosto de 2016

El adiós

Quizás ha sido ahora cuando me he dado cuenta de que todo termina... Estaba tan tan centrada en la idea de voy a ver a Matt, me quedan tantos días para ver a Matt, la cuenta atrás para volver a verlo después de 2 meses, que no había caído en la idea de que estaba pasando mis últimos días con mi familia. Y hoy al despertar ha sido como "Uff, hay q decir adiós...".
La gente me dice que nunca hay que decir adiós pero el primer adiós será para mis abuelas, y quizás haya un adiós en mi mente para cada persona importante de mi familia... Sigo con ese miedo a que algo pase, a estar allí, o incluso a que pase cuando yo esté subida en ese avión. Las pesadillas han sido constantes esta semana y en parte del mes pasado. Se avecina un día duro, y se avecinan muchos adiós convertidos en lágrimas. 

domingo, 17 de julio de 2016

Cuenta atrás

Es curioso, llevo queriendo saber cuando empezaba todo desde que terminó en Murcia, queriendo saber una fecha, queriendo tachar días en el calendario y ahora que tengo el billete comprado, que sé que son 29 días es cuando pienso en todo lo que dejo aquí. Y lloro como si me fuese mañana, sin poder parar de hacerlo. 
No me creo que no vayan a haber más sábados en ca la abuela, más siestas con papa al lado durmiendo como un niño con el mando de la tele han agarrado como un dedo. No más ir a la cama de la mamá y tirarme mientras lee y que me acaricie y que enseguida llegue Javi a decirnos que quiere un hueco. No más abrazos del tío Alfredo de esos que te aprieta tanto que te corta la respiración, ni más llamadas a papá diciéndole "papaaaaaa me llevas?". No más visitas inesperadas a ca la tía Tere, ni más charretas eternas por teléfono. Ni más abrazos sin palabras de Patri con te quieros y tú puedes, ocultos. Ni tampoco más cosquillas en los pies de Javi, ni más buenas noches con besos de todos, estén donde estén de la casa. No más desayunos de Victoria, ni más cenas de Gina. Se acaban mis noches de Gran Hermano con la mamá y a veces Javi, y también las fotos con mamá haciendo tonterías. El despertar de la siesta a la abuela y las fotos con el palo en cada celebración familiar. Las vueltas y vueltas a los fideos y lo grandes que podían ser las bolsas y lo pequeños que hacíamos 5 platos de arroz. También el estar media hora con la mano levantada queriendo hablar y que todos se rían pasando de mí para que luego cuando se haga el silencio se me haya olvidado que decir. El discutir de política solo por pinchar. La mesa de los pequeños y el paso a la mesa de los mayores por falta de asistencias. El entrar a ca la abuela y que te digan en susurros "la puertaaaa!".
Los viajes a Murcia y las idas y venidas al tren, los "llego a tal hora" y los "gracias por llevarme". Las sorpresas de chocolate y las caras de resaca un domingo de ACB solo por verme de la enana. Las horas de dolor en sus dedos y los "que delicááá!". 
Los gritos de "niñaaaaa!" y ese arroz que tengo grabado a fuego que hacía todos los miércoles cuando estudiaba en Elche solo para mí. Las repetitivas preguntas de "cuando acabas la escuela?" Y las del tacatá del vecino invisible de arriba. Los detalles, todos y cada uno. 

Se le pone una pausa a mi vida, nunca un punto y final.
NUNCA un punto y final a ser Beltrá , ni tampoco nunca a ser Cantos. Porque si yo soy lo que soy es por quién me rodea, quien me ha educado desde aquel 17 de mayo del 1991 y por supuesto de quién ha sufrido y llorado por mí en silencio, que sé que tenéis nombre y apellidos.

Volveré pronto. Con más ganas que nunca de teneros cerca.

miércoles, 8 de junio de 2016

Volando

Es curioso, cómo después de un agobio increíble tras 2h de retraso se me ha pasado todo viendo por la ventana España iluminada bajo mis pies.
Sin darme cuenta esto va a ser parte de mi, viajar, avión, despedidas y bienvenidas. Sin embargo creo que el principio va a ser muy difícil, muy muy difícil...

Pero lo conseguiré, estoy absolutamente segura de que tomo una buena decisión, de que éste es el camino, y por supuesto de que quiero recorrerlo con él. Porque es la razón de todo, es la mayor y única razón de todo...

miércoles, 1 de junio de 2016

UCAM Murcia

Casi no sé cómo expresar esto. Ayer se cerró algo más que una etapa, ayer se cerró un mundo. Un mundo en el que he sido tan libre y tan feliz que no caben palabras. Aprendí a volar y volé con ellos.
Ayer yo iba tan tan convencida, tan ilusionada y tan fuerte, capaz de derrotar a Goliat con una piedra y capaz de comerme a un pabellón con miles de personas en mi contra. Hasta que no empezó el partido no contemplé la idea de que llegara el final, ni siquiera pensé que el deporte es así y la balanza puede ir hacia un lado o al contrario. Ayer llegó el final en el pitido inicial, ayer no fueron los árbitros ni tampoco el ambiente hostil, ayer fue el cansancio y quizás las ganas tan grandes que teníamos de comernos el mundo. No entramos en el partido, o quizás de esa manera lo vi yo a pocos centímetros de la pista y de sus caras.
Ayer me desperté, y yo fui la única de Murcia que lo hizo, porque aquí siguen soñando y van a seguir soñando tanto y tan grande en Europa que me van a llevar el sueño a mí a 2000km de distancia.
No puedo expresar lo orgullosa que estoy de esto, de haber vivido esto, de formar parte de la historia. Aunque no hubiéramos superado récords, aunque no hubiéramos hecho historia y aunque hubiéramos estado los últimos de la liga o los primeros, para mí esto ha sido lo más grande que me ha pasado y me cuesta tanto despedirme, saber que se cierra un libro y que hay un adiós.

No me arrepiento de nada, de haberme perdido cosas, de haber sacrificado, de haber dejado cosas en el camino, no me arrepiento porque todo lo bueno que me ha dado esta ciudad supera con creces "la distancia", los cumpleaños de mi familia y amigas vía skype, los kilómetros por toda España y no estar en un último suspiro, en un último adiós.
No me arrepiento, porque llevo tres años soñando, tres años en los que no he dudado que esto no es una experiencia que añadir a la lista de cosas buenas que han aportado a tu vida, porque esto ha sido LA COSA BUENA que mi vida ha tenido.

Y sé que nada nunca va a compararse a lo que llevo sintiendo todo este tiempo.
Se cierra una vida, UNA GRANDÍSIMA VIDA, porque yo soy otra persona.
Y para valorar aún más los sueños, hay que despertar. Ayer me desperté, me costó, pero hoy he sacado la sonrisa más grande del universo. Y me siento orgullosa de mí misma, porque este paso vale por dos y sé que algún día volveré a soñar con tanta fuerza. Ahora me toca vivir otro sueño, otro que ahora me da muchísimo miedo, pero es como cuando me vine a vivir a Murcia. Una semana llorando y ya está. Ahora lloraremos con otro idioma y con alguien que me seque las lágrimas, porque por él vale la pena despertar de cualquier sueño, a su lado todo será como soñar...

Hasta pronto UCAM Murcia, hasta pronto FAMILIA.

sábado, 30 de enero de 2016

Bebé

Es que lo miro y sé a ciencia cierta que es mi mayor locura pero también mi mayor acierto. 😍

martes, 8 de diciembre de 2015

The end.

Quizás todas las cosas pasen de verdad por algo.
He terminado de leer ahora el libro de "Llamadas desde el teléfono del cielo " y todo han sido lágrimas y frases subrayadas. Me acuerdo tanto de vosotros, pero en especial de ti, abuelo Pepe, porque creo que las primeras veces son demasiado reales tu ausencia, siento demasiado tu falta.
Dicen que me acostumbraré y quizás alguien lo haga, pero todos sabemos que yo no, que es mentira, que mi vida seguirá, está claro y yo seguiré, pero que todo habrá cambiado, que en casa de la abuela ya no está esa chispa, porque la abuela ya no está y es cuestión de tiempo que deje de estar en cuerpo también.
Quizás todo pase por algo, y este libro me haga seguir creyendo que estás ahí, que estás aquí, conmigo, allá donde voy, allá donde quiera sentirte cerca.

Y entonces lo miro a él, sentado en el borde de mi cama, con sus ojos azules, ladeado, mirándome, con esa sonrisa que, dios qué jodida sonrisa. Me enamora y sin darse cuenta se me olvida que se acerca navidad, mejor dicho, que ya ha llegado Navidad...

Y entonces sé a ciencia cierta que todo pasa por algo, todo.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Pequeño

Me recuerda a mí cuando vine, mamá, en lo vulnerable, a ti cuando veo que su madre le hace la cuenta atrás cada mañana al despertar.
Tengo curiosidad de conocerla y aunque esta vez no será posible, creo que es una gran madre y será fácil tenerle cariño, será fácil tanto como quererlo a él, a sus te quiero, a sus buenos días iluminados por unas tímidas líneas de luz que se cuelan en la habitación. Es tan fácil sonreír cuando se acurruca sobre mí y cierra los ojos.
Qué larga se me va a hacer esta semana, pero qué feliz soy de verlo feliz a él.
Mientras yo, tendré que hacer de tripas corazón y conseguir dormir sin sus abrazos cada noche. Me estoy malacostumbrado y esto es un arma de doble filo...

Pero estoy tan jodidamente feliz que dure lo que dure, habrá valido la pena todo.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Panzón...

Por primera vez tengo miedo, de que llegue Diciembre, de que se acerque el día pero sobre todo, de que llegue. Un 24 de Diciembre que estará vacío y debería estar prohibido que ese día fuese triste. Debería estar prohibido no ser feliz en nochebuena.
Por primera vez tengo miedo de la Navidad, tengo miedo porque tu ausencia estará más presente que nuestra presencia. Tengo miedo porque no quiero darme cuenta de que tu última navidad pasó y no le di importancia...

lunes, 26 de octubre de 2015

Sillypollas

Y a veces aparece. Sin esperarlo, de otro país y hablando otro idioma. Aparece esa sonrisa que atrae sin darte cuenta la tuya. Esa mirada que te eriza la piel y esas caricias que congelan el tiempo.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Peque.

Segundo partido con diferentes colores, en diferentes partes del campo, diferentes banquillos, diferentes objetivos y metas. No me acostumbro. Es raro enfrentarse a ti, aunque lo de hoy no sé si se puede contar como enfrentarme, cuando cada vez que salías al campo las otras 9 jugadoras me sobraban.
Será que no sé separar eso, la típica frase de "en la pista no hay amigos" no es para mí. Será que para mí la familia está por encima y no puedo separarla de mi. O que no soy profesional, yo qué sé. Pero no sería capaz de verte anotar una canasta, aunque sea en mi cara, y que no se me escape sola la sonrisa. Si es que se me escapa sola!!
Si es que eres mi debilidad, mi pequeña, mi abrazo fuerte, mi horas y horas hablando, mi sacar fuerzas de donde sea, mi mejor versión, mi momento justo...
No puedo separarte en el campo. Tú estás por encima. Y quien no lo entienda tiene un problema, porque significa que no sabe lo que se siente al tener a una persona así.
Y es un puto orgullo que un rival te diga que da gusto jugar contra ti porque eres buena jugadora, educada y limpia. Es tan grande que yo no cabía en todo el pabellón esta tarde cuando me lo han dicho. No hay mejor satisfacción que esa, que hablen así de bien de ti. Es lo mejor que podían darme. Eres lo mejor que podían darme, pri :)

martes, 4 de agosto de 2015

...

Y yo, que pensaba que todo había pasado, que ya estaba superado. Já, me río de mí misma, de pensar que eso era real. De cómo me mentía a mí misma y me lo creía...
Cómo sigue doliendo, de qué manera sigue doliendo...
Ahora me acuerdo de la despedida, era como "prepararme para" y yo sin darme cuenta. Pero mira, ni un verano ni más de 100km de distancia son suficientes.
Va a ser gracioso volver a trabajar contigo, va a ser gracioso verte con ella, porque será lo normal, digo yo. Va a ser muuuuuy gracioso...
Me cago en la puta joder.

martes, 2 de junio de 2015

Ck.

Y hoy llegas, con tu sonrisa y tu "chikyyy" y me vuelves a derrumbar el mundo. Y yo me creo fuerte pero me termina por salir la risa floja al hablar contigo y vuelvo a querer abrazarte y besarte en el cuello... y vuelvo a perder la cabeza.

lunes, 1 de junio de 2015

Ansiosa...

Pues sí, tengo miedo. Tengo miedo de oír las palabras que llevo todo un año sabiendo que pensabas. Porque cuando me lo digas será real y tendré que empezar a olvidarte... y tengo miedo. Porque no sé cómo voy a reaccionar, ni si voy a llorar como nunca o voy a querer pegarte con todas mis fuerzas. Sé que no voy a ser capaz de irme de allí, desearte buena suerte y sonreír. Porque no soy lo suficientemente fuerte para eso. Ni para eso ni para odiarlo.
Todos me dicen que lo odie, que me ha hecho daño, que me olvide de él...
Cómo voy a odiar a una persona que me ha dado tanto? Claro que me ha hecho daño pero siempre sin darse cuenta, la que se ha hecho daño a si misma he sido yo. Yo con mis películas, mis falsas ilusiones. En mis historias cuando no las había y en mi parecer que lo llevo todo estupendo y que no me importa para nada lo que haga cuando en verdad mi día a día giraba alrededor suyo...

Y ahora tengo miedo, de que se me olvide la fantástica persona que ha sido conmigo, lo fantástico que es y sólo recuerde que me 'hizo' daño y la última conversación, que va a ser feísima...

miércoles, 27 de mayo de 2015

Chiqui.

Todo termina, todo, tarde o temprano sabía que tendría que llegar este momento y ni siquiera ha llegado aún, pero creo que es el momento de cerrar un libro que habría sido lo más bonito por vivir, por crear, pero... pero no pudo ser. Yo tengo mi parte de culpa, admito que la tengo, incluso la tenga toda, pero tú no supiste decirme "hasta aquí", y de evasivas no se vive. De "estoy en Pacheco" no se vive...
Tendré que aprender a vivir sin ti estos tres meses y armarme de valor para seguir viéndote después y que todo sea... normal?
Nunca te voy a mirar como a otros, ni va a ser normal tenerte, nunca.
Porque ningún otro supo enamorarme sin besos durante un año con una vida diariamente con tu olor a mi lado.
Antes de que hablemos le pongo el final a esto... para que el día que lo hagamos pueda odiarte durante unas horas y no sienta la necesidad de escribir. Al final va a ser bueno y todo que tenga esa imagen grabada en mi mente, es la única manera que tengo de bajarte del pedestal en el que te tengo.
A pesar de todo te doy las gracias, porque nadie sabe lo que me has aguantado este año, nadie. Y porque aunque no lo quise ver, me diste las mayores alas para volar, sólo que yo estaba empeñada en ti y no quería ver más allá. Ha llegado ese momento y este verano me voy a morir de ganas de decirte que te voy a echar de menos, chiqui...

Nos vemos en Septiembre... te quiero.

https://www.youtube.com/watch?v=gynCKCo5VEk

Gracias, (...) por arañarme el corazón, por ser así como tú eres.
Gracias por aguantar ese dolor, por inventar ese sabor (...) gracias por los consejos que me das, por olvidarme si te vas, por no quererme un poco más, GRACIAS POR ESAS COSAS QUE NO SE PUEDEN CONTAR.
Aprendí a sufrir, aprendí a reírme de mí, me reconstruí.
Gracias por caminar siempre al revés, por derretirte si me ves, por alargar ese momento.
Gracias por asumir ese papel, ya no sabíamos qué hacer, pero TE FUISTE JUSTO A TIEMPO.
Gracias (...) por el cariño, la paciencia cuando todo iba mal.
Ya no seré lo que fui para ti una vez, pero puedes contar conmigo.
Aprendí a sentir, también a pasarlo bien sin ti y me levanté cada vez que tropecé y caí, tuve que alejarme de ti, TUVE QUE APRENDER A SER SIN TI...

domingo, 24 de mayo de 2015

El final...

Todo termina. Siempre.
Me cuesta dormir esta noche. Es como que ese gusanillo revolotea por mi estómago recordándome que mañana llega un punto y a parte. No quiero pensar que sea un punto y final pero hay algo dentro de mí que me dice que lo es. En muchos aspectos. Mañana todo acaba.
Tengo esa sensación como cuando cierras un ciclo, como cuando terminé la ESO, como cuando me vine a vivir a Murcia, como cuando empecé con el ACB, o mejor dicho, como desde aquella noche...
Saber que se marca un antes y un después. Esa sensación de que algo acaba.
Quizás parezca estúpido, seguramente lo sea. Pero aquí estoy, pensando en todo lo que pudo ser y no fue de este año y también en lo que nunca pensé que sería y sin embargo fue.

Ahora mismo pagaría por abrazarte, tan sólo abrazarte y llorar esta fusión de alegría y pena que tengo ahora mismo dentro de mí.

Nadie se hace a la idea de lo que ha significado esta temporada para mí. Nadie...

domingo, 17 de mayo de 2015

23...

Quizás haciendo balance pesa muchísimo tu marcha. Tanto que oculta todo lo magnífico que he tenido durante estos 23. No puedo evitar pensar en aquel abrazo, aquel beso, en mi comienzo en los 23, con tu sonrisa.
Ilusa de mi pensaba en tenerte toda mi vida... no me daba cuenta de que tú también cumplías años, de que para ti el tiempo era una cuenta atrás. Puedo sentirme orgullosa de haber disfrutado de ti todo lo que he podido y más y me sale una sonrisa al recordarte pero aún son mucho mayor las lágrimas. El mundo sigue girando pero para mi en Novelda está totalmente congelado.
Aún así, vaya 23... vaya 23 rodeados de emociones, de sueños cumplidos y de sueños por cumplir. De sonrisas infinitas, de dolor de barriga de tanto reír, de soñar y soñar por las noches y ver que era realidad por el día. De oportunidades, de puertas que se abren y ventanas que se cierran.
Lo importante es que SIGO SOÑANDO DESPIERTA. Que sigo ilusionada como el primer día, incluso más, porque me he involucrado tanto, que sus triunfos son los míos y sus males también.
Bonita manera de acabar los 23, con baloncesto. Bonita manera de empezar los 24, con un partido de ACB y muchas horas de bus acompañada de mi mejor yo, mamá.
Que por cierto, lo suyo es increíble. Va a levantarse a las 4 de la mañana para pegarse 600km y verme desde lo alto de la grada de Badalona, trabajando en la pista, pegarse otros 600km y quedarse en casa. No deja de sorprenderme y tengo unas ganas de abrazarla que se me va a salir el corazón del pecho.

sábado, 9 de mayo de 2015

chiqui.

Quizás te idealicé. Idealicé tu preciosa sonrisa, tu forma de mirarme, tus gestos, tu alegría contagiosa.
Idealicé esas arruguitas que se te hacen en la frente cuando algo no te gusta, idealicé tu manera de actuar conmigo. Te puse por las nubes, cuando, quizás y sólo quizás, eres un tío normal.
Y yo "sintiéndome mal" cada vez que pensaba en otros, pensando que tú seguías ahí y tú estabas ya a tanta distancia como en otro país.
Quizás idealicé tu personalidad, tu cuerpo, tu esencia. Te hice perfecto a los ojos del mundo, y también a los míos. Sin embargo aquí estoy, después de haberme enterado que no he sido la única con una frase tan absurda como "tú puedes y yo no?". En ese momento he querido gritarte en la cara que para mí tú eres el único, que es a ti a quien sueño cada noche y por quien sonrío cada mañana al pensar que llegaré y me sonreirás con tu "qué pasa chiqui!". A veces cuesta disimular las ganas que tengo de abrazarte. Y para qué vamos a engañarnos. Esto no tiene solución, si es que algún día llegó a tenerla.
Ahora sí que es hora de empezar a olvidarme de ti. Otro año más así no hay quien lo supere. Ahora falta que yo misma me crea que puedo olvidarte y que no llegue septiembre, te vuelva a ver de nuevo cada día y vuelva a sentir que eres el mejor hombre del mundo... Aunque puede que de verdad lo seas, pero no lo serás para mí...

viernes, 24 de abril de 2015

chiqui...

https://www.youtube.com/watch?v=IRlG5TxAaPo

"Mi abuelo siempre decía, que si alguien quiere seriamente formar parte de tu vida, hará lo imposible por estar en ella, aunque en cierto modo, perdamos entre pantallas el valor de las miradas, olvidando que cuando alguien nos dedica su tiempo nos está regalando lo único que no recuperará jamás.
Y es que la vida son momentos sabes?
Que ahora estoy aquí y mañana, mañana no lo sé. (...) Así que no sé qué será de mi mañana, pero este sol siempre va a ser el mismo que el tuyo.
Que los amigos, son LA FAMILIA QUE ELEGIMOS, Y YO TE ELIJO A TI.
Te elijo a ti por ser dueño de las arrugas que tendré en los labios de vieja (...) Y es que en este tiempo me he dado cuenta de que los pequeños detalles son los que hacen las grandes cosas y que tú has hecho infinito mi límite. Así que te doy las gracias por ser la única persona capaz de hacerme llorar riendo. Por aparecer en mi vida con esa sonrisa loca, por ese brillo en los ojos, capaz de pelear contra un millón de tsunamis.
Así que no, no sé dónde estaré dentro de 10 años, ni sé cómo se sale de Roma, no te puedo asegurar nada. Pero te prometo que pase lo que pase, estés donde estés, voy a acordarme de ti toda la vida (...) porque tú me enseñaste a vivir cada día como el primer día del resto de mi vida, y eso, eso no lo voy a olvidar nunca."

A veces nos sobran las palabras. No paro de escuchar esto y siempre me sale tu sonrisa en mi mente. Tu sonrisa como en una película, con esta voz de fondo, hablando sobre ti sin ponerte nombre. Hablando sobre ti y sobre lo que significas para mí, lo que significa tenerte en mi vida, que hayas aparecido. Te elijo a ti, a pesar de no tenerte, te elijo y me propuse no hacerlo y no fui capaz. No soy capaz de decir hasta aquí, porque no soy capaz de ponerle fin a esta sensación, a este terremoto de cosquillas cuando te veo.
Y hoy, hoy te juro que no ha tenido precio. Quería abrazarte y no soltarte y tu sonrisa, tu sonrisa es magia. Es magia porque haces que desaparezca todo lo que nos rodea. Qué bonito sería tener esa magia cada día. Cada día un tú y yo. Pero creo que es hora de asumir que ni con distancia ni sin ella. Y el tiempo que me quede viéndote cada día será bonito, aunque estemos destinados a no ser...

sábado, 11 de abril de 2015

Sueños

Me traiciona mi subconsciente o quizás empiezan a superarme las ganas. Llevo ya varias noches que me despierto sobresaltada y me desvelo parte de lo que queda de noche. El culpable: la Final Four.
No sé si ya me estoy obsesionado. La he soñado tantas veces, con todos los resultados posibles, con su grada, su calentamiento y su no poder estar sentada en el banquillo durante 40 minutos.
Soñar con la victoria es bonito y a la vez doloroso para mí. Tocar el cielo, hacer un partidazo, y así, de golpe, bajar al infierno y darme cuenta de que todo había acabado. Rompía a llorar, rompía a llorar saltando abrazada a ellas y rompía a llorar abrazada a mi grada, venían todos dios, era como un sábado en casa de la abuela. Y yo no paraba de gritar "no me quiero ir!" Y mis compañeras sólo gritaban nacional nacional.
Qué absurdo era sufrir después de cumplir un objetivo que llevamos persiguiendo 9 meses.
En una de tantas veces que perdíamos era demasiado duro levantar la cabeza. Había un silencio en el pabellón, los gritos de Cartagena disfrutando y celebrando su victoria eran como un eco de fondo que se difuminaba y el silencio lograba imponerse en nuestros oídos, en nuestras mentes. Y yo no dejaba de llorar en silencio. Me había fallado a mí, nos habíamos fallado a todas y en especial le habíamos fallado a Josema. No hubo palabras en el vestuario. Simplemente se creó un silencio con subidas de moco de fondo  y sólo se rompió en un aplauso que empezaron Josema y Alex tendiéndonos la manos uniéndonos a todas en un grito de equipo. Todo terminó ahí. Para todas. Era un fracaso no haber ascendido.

son casi las 5 de la mañana.  He vuelto a soñar con victoria. Creo que la noche de antes no voy a poder dormir. Igual que sé que el domingo por la tarde voy a estar esperando que entre y se siente y la grada y no voy a estar centrada hasta que lo vea. Si no viene será una decepción, si viene habrá dado uno de los pasos más grandes en toda la temporada y no me podré contener las ganas de abrazarlo.

Creo que es hora de dormir, y digo dormir, no soñar. Se me da mejor soñar despierta, esa es mi vida.

domingo, 5 de abril de 2015

Jota.

Me pasaría la vida viéndote disfrutar, disfrutando a tu lado. Y ya estoy en la cuenta atrás...